Lo que hay que tener en cuenta antes de comprar tu casa

28 noviembre 2016

antes-de-comprar

La sola idea de adquirir un inmueble requiere de un profundo análisis de las posibilidades económicas que se tengan para ello, y de sí la propiedad cumple con ciertas condiciones básicas para hacer más grata la vida en el lugar.

Se recomienda que los inmuebles reúnan las condiciones que los haga fácil de arrendar en caso de ser necesario, pues los expertos en ningún caso ven como positivo vender si se lleva poco tiempo pagando el dividendo, de hecho no creen prudente ofrecer la propiedad antes de los seis años, de lo contrario lo más seguro es que se pierda dinero.

SOLTEROS O CASADOS

Quienes han decido comprar pensando en un proyecto de vida en solitario suelen buscar sitios próximos a sus trabajos, con fácil acceso a áreas verdes y estaciones de metro o transporte público en general y en barrios cercanos a universidades. En cuanto a las propiedades que buscan, éstas pueden ser nuevas o usadas, ojalá sin grandes defectos para una rápida reparación o remodelación.

Sobre lo anterior hay que tener claro, según señalan quienes se dedican a la venta de inmuebles, que los departamentos nuevos si bien son más pequeños gozan de mejores terminaciones en baños y cocina. Por el contrario, las viviendas antiguas ofrecen mayores espacios pero el mobiliario de esas habitaciones suelen presentar serios problemas de desgaste lo que obliga a invertir en reposiciones.

Por su parte los matrimonios se preocupan que la vivienda esté ubicada en un buen sector residencial y que además tenga buena conectividad, ofrezca una amplia gama de servicios como malls, centros de salud, supermercados y colegios. Sean cuales sean las características de la vivienda o del entorno en que se emplaza, los expertos aconsejan preocuparse de precio y tener siempre presente que el dividendo mensual no debe superar el 25% de los ingresos.

LA COMPRA DE UN SUEÑO ANHELADO

Para el ex director nacional del Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), José Roa, “la casa propia es tal vez, uno de los sueños más importantes de los chilenos. Es algo que se busca hacer realidad, con mucho esfuerzo e ilusión. Sin duda, el sacrificio y las sumas de dinero involucradas, hacen que la compra de una vivienda sea muy diferente a la de cualquier otro bien”.

Roa agrega que “es importante que las consumidoras y consumidores conozcan sus derechos en tres momentos especiales de este proceso: al realizar una compra de estas características, durante el ejercicio de la garantía y en la etapa de mantención de la vivienda. La confianza de años, de las familias de Chile, están en juego durante todas las etapas de estos actos de consumo, y es por eso que la preocupación permanente es que las empresas que ofrecen estos bienes, vean en el respeto de los derechos de los consumidores una oportunidad para reforzar los lazos con sus clientes”.

Para el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la compra de una inmueble debe satisfacer necesidades claras y concretas, requisitos que se pueden resumir en cuatro aspectos: Seguridad, habitabilidad, durabilidad y belleza.
Desde la cartera que dirige el ministro Rodrigo Pérez señalan que antes de tomar una decisión de compra se deben comparar precios y viviendas y para ello es necesario recorrer los inmuebles y consultar por las especificaciones de construcción. Así también señala que “en cada caso también conozca el barrio, ubicando las zonas comercio, por donde pasa la locomoción, las escuelas, etc. Consulte sobre esto a los vecinos que son buena fuente de información al respecto”.

FORMAS DE FINANCIAMIENTO

En cuanto a las posibilidades de financiamiento para la adquisición de una vivienda, el MINVU destaca cuatro opciones de carácter público y privado. La primera de ellas es el Subsidio Habitacional, el cual entrega el Estado a familias cuya capacidad económica no les permite adquirir por sí solas su vivienda. En la misma línea se puede recurrir al Subsidio de interés territorial, conocido anteriormente como ‘Renovación Urbana’. Ésta es una ayuda directa, que se otorga por una sola vez al bene?ciario, para comprar una vivienda económica nueva en zonas de renovación urbana, con la idea de favorecer la modernización de barrios antiguos dentro de la ciudad.

En el plano privado existe el Crédito Hipotecario, préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación o construcción de viviendas nuevas o usadas. La propiedad adquirida queda en garantía a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito y el Leasing Habitacional, el que se define como un contrato de arrendamiento con opción de compraventa. Durante el plazo de dicho contrato, se paga un arriendo mensual y se realiza un ahorro programado, que permita ?nanciar el valor total de la vivienda, una vez que se cumpla el plazo de dicho acuerdo.

 

Fuente: universia.cl


Comentarios En este artículo No hay comentarios

Deja un comentario