¿En qué fijarse cuando se va a pedir un crédito hipotecario?

19 diciembre 2016

creditohip

Al tratarse de la inversión familiar más importante, es necesario tomar en cuenta muchas variables. Experto elaboró seis recomendaciones que orientan y facilitan la elección final.

Comprar una vivienda es una decisión que puede tardar años en concretarse. Se trata de una inversión considerable, en la que los interesados deben contemplar diversas variables que se ajusten a su búsqueda. Ubicación, conectividad, entorno, orientación, tamaño y acceso a servicios son solo algunos elementos a considerar. Sin embargo, existe un factor que condiciona todo el resto del proceso: el precio que se está dispuesto a pagar y su respectivo financiamiento.

En ese sentido, ¿qué crédito hipotecario es el más conveniente? ¿En qué debemos fijarnos al momento de pedir uno? ¿Cuál será el costo real que pagaremos? Para el asesor financiero y académico de la Escuela de Comercio de Santiago, Ricardo Matas Coddou, “lo que mueve realmente el valor del dinero en el tiempo, siempre serán los factores de tasa de interés y plazo pactado. El capital no es precisamente un parámetro que debiera influir mucho en la decisión final, sino más bien elegir un buen equilibrio entre el costo de la deuda (tasa de intereses) y el plazo considerado”, explicó.

Estas son algunas recomendaciones del docente:

ELECCIÓN DE TASA A LARGO PLAZO: Por lo general, las instituciones financieras ofrecen créditos en UF, basados en una tasa efectiva anual. El solicitante debe siempre cotizar y comparar las tasas y plazos ofrecidos entre los distintos bancos, ya que lo que se pacte finalmente repercutirá en el tiempo.

RELACIÓN DE TASA Y PLAZO NO ES PROPORCIONAL: Como la tasa de interés utilizada en los créditos no es simple (lineal), sino compuesta (exponencial), el hecho de endeudarse, por ejemplo, con una tasa efectiva de 4% durante 15 años, significaría pagar un total de intereses de 32,5% sobre el préstamo inicial. Por ende, a más plazo elegido, mayor será el interés total pagado, el cual no será precisamente proporcional al plazo.

NO COMPROMETERSE CON INGRESOS FUTUROS: Muchos apuestan a tener un mayor ingreso futuro, sea por expectativas o promesas laborales; pero, la realidad es que la persona solicita un préstamo basado en su actual capacidad de endeudamiento. Las instituciones financieras pre-aprueban un hipotecario cuando la renta del solicitante garantice ser al menos cuatro veces el valor del dividendo, por lo que el interesado no debe engañarse ni intentar endeudarse más allá del pago posible.

SEGURO DE INCENDIO: No se fije solamente en el valor del dividendo de la parte pura del crédito, sino en el valor total de este, el que comúnmente considerará seguros de desgravamen e incendio. Es relevante averiguar si el seguro de incendio cubrirá el total del valor de la vivienda en caso de siniestro, o solo el saldo insoluto de su deuda. Es preferible costear una prima de seguro mayor que garantice el pago total de la vivienda, al tratarse de la más importante inversión familiar.

CONDICIONES DE TRANSFERENCIA DE LA DEUDA: En las condiciones de otorgamiento del crédito es importante averiguar si la deuda puede ser o no transferible en el futuro. Hay ciertos mutuos hipotecarios en el mercado en cuyas cláusulas prohíben el traspaso de deuda a otra entidad financiera, permitiendo solo el pago total del saldo insoluto.

PAGO DE LA RESERVA: Muchas inmobiliarias requieren un pago previo o bien un pie como garantía de seriedad de la oferta. No acepte un simple comprobante de pago cuando reserve su vivienda, mientras está en proceso de autorización del crédito hipotecario. Existen seguros que cubren el riesgo de su capital inicial dado en parte de pago, en el evento que la empresa inmobiliaria no cumpla en entregar el bien por distintas causales: demoras técnicas y posible quiebra de la inmobiliaria, entre otras. Si no está conforme con la demora o inconvenientes surgidos en la etapa final de la entrega del inmueble, puede hacer efectivo este seguro, recuperando su inversión inicial. Finalmente, por el hecho de pagar anticipado, exija una escritura ante notario, porque tiene fuerza legal si decide recurrir a tribunales.

EQUILIBRIO
“El capital no es precisamente un parámetro que debiera influir mucho en la decisión final, sino más bien elegir un buen equilibrio entre el costo de la deuda (tasa de intereses) y el plazo considerado”.

 

Fuente: Economía y Negocios


Comentarios En este artículo No hay comentarios

Deja un comentario