Ciudad senior: ¿cómo preparar a la urbe para una población que envejece?

27 febrero 2017

ANCIANOS

En 2100, el 37,9% de la población superará los 60 años, lo que plantea un serio desafío para la planificación urbana y las políticas públicas asociadas con la accesibilidad universal, según expertos.

Chile enfrenta un escenario de envejecimiento acelerado, donde las personas mayores de 60 años representan el 16,7% de la población, con una proyección de 37,9% para el mismo segmento al año 2100, según datos del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

Este escenario propone un desafío a las ciudades, que se tienen que preparar para acoger a una población con necesidades específicas. “Resulta fundamental comenzar a trabajar por espacios inclusivos para los mayores, sobre todo si lo miramos desde el punto de vista de un enfoque de derechos. En este sentido, se maneja el concepto de “ciudades amigables” para las personas mayores, donde se conjugan aspectos sociales, arquitectónicos y de transporte, entre otros”, afirma Felipe Díaz, director nacional (s) del Senama.

Los expertos sostienen que el desafío de la ciudad debe acoger a todos sus integrantes y en las mejores condiciones, sobre todo a los adultos mayores. Para dar respuesta a esta necesidad, afirman que hay una estrategia transversal: la accesibilidad universal. “No todas las personas mayores tienen discapacidad, pero una ciudad con sus recorridos en buen estado, rebajes continuos, transporte accesible, zonas de descanso y espacios públicos que promuevan un envejecimiento activo, aporta en aumentar la participación de las personas mayores y mejoran su calidad de vida”, explica Andrea Boudeguer, directora ejecutiva de BAU Accesibilidad.

La experta también destaca la cantidad de proyectos habitacionales que están naciendo en todo el mundo, pensados y desarrollados para adultos mayores. “Lo importante es que no sean inmuebles exclusivos, sino que permitan la relación y la conexión con la ciudad y sus habitantes, que sean accesibles en cuanto a movilidad o al menos que permita incorporar modificaciones para mejorar la seguridad e independencia en el baño, en la cocina y el dormitorio. Éstas son algunas características que permiten mejorar la calidad de vida de las personas mayores”, agrega Boudeguer.

Un estudio realizado por la inmobiliaria Almagro en conjunto con Cadem consigna que el 58% de los clientes ABC1 de proyectos sobre UF10.000 tienen más de 55 años de edad al momento de la compra y que las comunas del sector oriente de Santiago tienen el mayor índice de envejecimiento, principalmente Vitacura, Las Condes, Ñuñoa y Providencia. “Gran parte de ellos cuenta con estudios de postgrado; tienen entre 3 y 5 hijos (que ya no viven con ellos), varios han vivido en el extranjero, la mayoría suele viajar a otros países entre una y dos veces al año y tienen casa en la playa o el campo”, explica Francisca León, subgerente de Research de Almagro.

En tanto, desde el Senama aseguran que el 56,3% de las personas mayores tiene alguna dificultad para desplazarse, utilizando lagún mecanismo de asistencia, mientras que el 8,3% para leer o comprender señalizaciones y el 20,9% para subir o bajar del vehículo. “Uno de los principales problemas es la exclusión que viven los mayores al no estar presentes las condiciones necesarias para que estos se puedan desplazar libremente por la ciudad, lo que a su vez limita su potencial de envejecer activa y saludablemente”, manifiesta el director nacional (s) del Senama.

Desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) aseguran que las ciudades tienen un papel relevante para la integración de los adultos mayores a la vida urbana. Por eso, éstas deben adaptarse a los requerimientos que tiene el segmento senior. “Hemos modificado los programas habitacionales para beneficiar a adultos mayores, además ha generado soluciones especialmente diseñadas para este grupo etario, poniendo especial atención en los espacios comunitarios para facilitar el encuentro. En cuanto a la escala de ciudad, la Ley de Aportes al Espacio Público permitirá inversiones en infraestructura para la movilidad y espacios públicos que mejorarán la calidad de vida”, dice Pablo Contrucci, jefe de la División de Desarrollo Urbano del Minvu.

 

Mirada inmobiliaria

Desde el mundo inmobiliario destacan que la atención por el segmento senior es una buena oportunidad de negocios que ha venido creciendo en Chile y agregan que ésta además permite que los adultos mayores vivan mejor y con excelentes servicios. “Creemos que es una oportunidad de negocio muy interesante que ha venido creciendo en nuestro país. Hoy existen edificios destinados 100% al adulto mayor autovalente, con departamentos y amenities a su medida”, explica Andrés Ergas, gerente comercial de Ralei Development Group.

A su vez, desde Inmobiliaria Indesa afirman que: “El cambio demográfico que está experimentando Chile ha generado nuevas oportunidades a las inmobiliarias para explorar segmentos a los que antes no se les prestó mayor atención, como lo es el segmento senior”, Rafael Burmester, gerente general de Indesa.

Fuente: Pulso.cl


Comentarios En este artículo No hay comentarios

Deja un comentario